Imprimir
Visto: 539

 

NADAL FERRER 2019

 

 

David Ferrer se ha despedido emocionado de la pista Rafa Nadal tras disputar su último partido como profesional precisamente ante su eterno rival, que con el de hoy le ha ganado sus seis enfrentamientos en el Barcelona Open Banc Sabadell.

Mientras Nadal le aplaudía junto a los 8.000 espectadores que han llenado el recinto, el alicantino ha dejado la cinta del pelo en la arcilla de un escenario que ha representado mucho en su carrera.

El público coreaba “Ferru, Ferru” sabiendo que había asistido a un pedazo de la historia del torneo. “Estoy feliz -ha dicho Ferrer-. He dado todo lo que he podido y todo lo que tenía. Y sólo puedo decir que perder ante Rafa es un orgullo, como ha sido en otras ocasiones, como fue el año pasado en el Open de Estados Unidos”.

Nadal ha estado a la altura: “David es un grande del tenis y forma parte de la historia del torneo. Lo que siento es que se vaya, aunque cada uno sabe por qué toma se toman decisiones como esta. Ferrer está para seguir en el circuito sin ninguna duda porque su nivel tenístico ha vuelto a ser muy alto”.

El choque de octavos de final ha sido un partido de idas y venidas con dos interrupciones por la lluvia. La pista se ha ido poniendo pesada y eso posiblemente ha perjudicado al alicantino, que se despedirá definitivamente del tenis en el próximo torneo del circuito en España, el Mutua Madrid Open.

El resultado de este partido histórico ha sido 6-3, 6-3 y ha durado 1h.56´. Y aunque el marcador puede dar a entender que ha sido relativamente sencillo para Nadal, nada de eso dice el esfuerzo de ambos y lo que han tenido que pelear en la pista. Se ha impuesto el campeón, que ha tenido mejor balance entre los winners (20) y los errores no forzados (12). Ha sido la 60 victoria de Nadal en el torneo y ésta le permitirá jugar los cuartos de final por decimotercera vez. Su rival saldrá del partido que han de disputar el griego Stefanos Tsitsipas y el alemán Jan-Lennard Struff.