DAVID FERRER

 

 

“Ha costado, pero al final ya lo tengo”, ha dicho David Ferrer con el Trofeo Conde de Godó en sus manos.

El público le ha correspondido con una carcajada, recordando que en cuatro ocasiones el tenista alicantino disputó la final del Barcelona Open Banc Sabadell, pero en ninguna de ella logró la victoria al enfrentarse siempre al mismo adversario: Rafael Nadal.

Jordi Cambra, presidente del Real Club Tenis Barcelona, y Albert Costa, director deportivo del torneo, han sido quienes han entregado ese preciado trofeo a Ferrer, que en su discurso ha agradecido el apoyo que siempre ha recibido en este club y en este torneo. Y con él en brazos ha hablado al público y se ha sorprendido por las imágenes que se le habían preparado en la pantalla gigante, donde numerosos compañeros del circuito, con los tres más grandes, Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer, le han saludado en este momento tan crucial de su carrera.

El aplauso final del público ha sido de categoría. Ferrer no figura en el palmarés de la competición, pero permanecerá para siempre en el corazón de todos los aficionados por estos 15 años de su vida que ha comparrtido con ellos jugando cada año.