THIEM

 

 

 

El austríaco, tras imponerse a Medvedev en la final, une su nombre al de Thomas Muster, campeón del Godó en 1995 y 1996. En la septuagésimo séptima edición del Barcelona Open Banc Sabadell, el vencedor fue Dominic Thiem, que tras su segunda final en el torneo logró levantar la copa de campeón.

El austríaco rozó la perfección durante toda la semana y tras cargarse a la leyenda gran Rafael Nadal en semifinales, pudo con el ruso Daniil Medvedev en el encuentro decisivo, ganando por 6-4 y 6-0.

De esta manera, Thiem se convierte en el segundo jugador de Austria en lograr imponer su raqueta en el torneo barcelonés, uniendo así su nombre al de Thomas Muster, campeón en 1995 y 1996. Además, a estos dos nombres habría que unirles el de Horst Skoff, que logró alcanzar la final en 1989 sin llegar a ganar nunca, eso sí.

Dominic se convirtió en el cuadragésimo primer vencedor del Conde de Godó, sucediendo en el trono al, precisamente, mayor ganador de todos los tiempos, Rafael Nadal, que cuenta con 11 entorchados en total en Barcelona. Eso, unido al hecho de que es uno de los mejores tenistas en la actualidad sobre tierra batida, le colocan como posible candidato al Open de Francia, según las apuestas de tenis, como podemos comprobar aquí: https://extra.bet365.es/news/es/Tenis/dominic-thiem-sigue-sumando-de-cara-al-open-de-francia.

Por lo tanto, a sus 25 años, Thiem tiene aún tiempo de seguir venciendo en este torneo tan especial, uno de los de mayor historia en la categoría masculina de tenis, en los próximos cursos. Si lo consigue, entonces el austríaco podría no solo igualar a su compatriota, sino meterse entre los máximos ganadores allí, donde solo un hombre, Nadal, ha superado los tres títulos, una cifra a la que solo tres hombres, Manuel Orantes, Roy Emerson y Mats Wilander llegaron anteriormente.

Austria pasa a ser el quinto país con más títulos

Además, en el cómputo general de triunfos por países, Austria eleva su palmarés hasta los tres títulos, superando de esta manera a otros como Argentina, Rumanía, Ecuador o Japón, que por ahora se mantendrán con sus dos coronas. Al mismo tiempo, empatan con la República Checa como el quinto estado con más victorias en el torneo de Barcelona, solo por detrás de Estados Unidos (6), Australia (6), Suecia (8) y, lógicamente, España (26).

Este supone el primer Masters 500 que logra ganar Thiem esta campaña, el tercero en su carrera, lo que le sirve para estar consagrándose como una de las esperanzas más positivas del futuro tenis, cuando los Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer dejen de ganar siempre. Además, su triunfo en Indian Wells así como sus recientes semifinales en Madrid, torneos de la categoría Masters 1000, en este 2019 le ayudan a poder continuar con su fenomenal tenis que mostró en Barcelona, para seguir creciendo y conquistando nuevos campeonatos que engrosen un palmarés que podemos ver a continuación: https://www.atptour.com/es/players/dominic-thiem/tb69/titles-and-finals.

Pero, lo que está claro es que el hecho de haber triunfado en el Godó invita al optimismo para la organización, que espera poder contar con su sexta participación en 2020, el próximo año, cuando el austríaco intentará seguir demostrando su calidad sobre la tierra catalana.