Imprimir
Visto: 1714

Rafael Nadal

 

Rafa Nadal no ha tenido un comienzo fácil a pesar del resultado de su debut en el Barcelona Open Banc Sabadell: 6-3, 6-2 en una hora y 321 minutos.

Dos factores han resultado decisivos: el viento y su rival, Marcel Granollers, que ha empezado muy bien y le ha puesto en más aprietos de los normales. Al final, el mallorquín, principal favorito del torneo, ha impuesto su categoría y su gran tenis actual y se clasifica para los octavos de final, donde tendrá como rival a otro tenista español y además de su mismo club (Real Club Tenis Barcelona-1899): Albert Montañés.

“Marcel ha salido muy fuerte y me ha quitado el servicio en el primer juego. La verdad es que estaba complicado y para colmo había mucho viento, lo que hacía que el partido fuera muy difícil de leer. El era el que tenía la iniciativa”, ha explicado Nadal al concluir su primer partido en Barcelona, con las gradas casi llenas en la pista central.

Prueba de la dificultad del encuentro es que Nadal, que ha dominado el primer set en 53´, ha logrado dos breaks de nueve ocasiones (una de cuatro para Granollers). Ha recuperado muy pronto el saque perdido y se ha impuesto 6-3 reduciendo el gas impetuoso de su rival.

En la segunda manga, el mallorquín ha roto el servicio de Granollers en el primer y séptimo juegos y ha vencido por 6-2, ya sin oposición por parte de un rival que sigue sin ganar nunca a Nadal, que está muy satisfecho de su juego actual: “Estoy jugando muy bien. Era una primera ronda incómoda con un jugador que acaba de jugar en los cuartos de final de Montecarlo, donde ha conseguido tres triunfos ante buenos tenistas”. El segundo choque de Nadal en Barcelona volverá a ser ante un catalán, al que también supera en sus enfrentamientos directos por 3-0 ¿Se repetirá la historia?