Moritz NEGRA 002

 

El Moritz Beer Lab es una iniciativa creada con el objetivo de potenciar la cultura cervecera y es también una de las diferentes acciones que Cervezas Moritz ha querido llevar a cabo en el marco de su 160 Aniversario para conmemorar su tradición en el mundo de la cerveza.

Después de la gran aceptación que la Moritz Negra tuvo el pasado 16 de octubre en la celebración popular que tuvo lugar en la Ronda San Antoni y dentro de la Fábrica Moritz, del 160 aniversario de la marca, y ante las peticiones posteriores recibidas a través de las redes sociales, Moritz recupera dentro del proyecto Moritz Beer Lab,una de sus cervezas más emblemáticas, la Moritz Negra, que vio la luz por primera vez en los años 20.

La Moritz Negra es una cerveza Porter con un 5% de alcohol, de color negro intenso y sin filtrar con ligeros toques de fruta amarilla madura. Elaborada con agua del manantial de Font d’Or y sin filtrar, su color negro intenso se debe a las maltas y la cebada torrefactas. Con una espuma densa, fina y adherente, permite disfrutar del aroma tostado que traslada al mundo del café y del cacao con matices de regaliz y ligeras notas ahumadas. Esta cerveza bebe de la tradición, de los tiempos en que los que los antiguos cerveceros, a base de práctica, aprendieron a mezclar las maltas torrefactas, impregnadas de color y aromas, con otras maltas que aportaban cuerpo y sabor a la cerveza.

Esta especialidad solamente se podrá degustar en la Fábrica Moritz Barcelona o comprarla para llevar en la Moritz Store. En los dos casos, con una nueva botella de medio litro diseñada especialmente para esta ocasión, que recupera la esencia del estilo de la antigua botella original, con un toque vintage muy atractivo. Como todas las cervezas del Moritz Beer Lab, se trata de una edición limitada que sólo se podrá degustar durante un periodo de tiempo determinado.

El Moritz Beer Lab es un proyecto creado para los amantes de la cerveza, que ha presentado dos especialidades a lo largo de este año: la Moritz Rep Ipa, una cerveza Ale que juega con la sofisticación del lúpulo y que ha sido la primera Moritz de alta fermentación, y la Moritz Blat, una cerveza refrescante, elaborada con levadura de masa madre de pan de Triticum, los panaderos de alta gastronomía de Barcelona.