ROSA MARIA ESTEVA

 

 

Se cierra un ciclo y da comienzo una nueva etapa. Rosa Mª Esteva, después de dedicar los mejores quince años de su carrera profesional como empresaria al Hotel Omm, ha decidido ceder el relevo de su gestión a una nueva explotación para entregarse con el mismo esfuerzo e ilusión a sus restaurantes y otros proyectos.

Al Hotel Omm le he dedicado toda mi energía y esfuerzo. Pero 15 años después de su inauguración he decidido traspasar su gestión. Tengo ya una edad y quiero seguir con los restaurantes y preservar la propiedad del edificio. Yo nací en esta casa, que hizo hacer mi padre, y también aquí empecé mi primer negocio, el Mordisco. Por eso he querido conservar la propiedad del edificio –que además es uno de los primeros de arquitectura racionalista de Barcelona– como un patrimonio familiar para la siguiente generación. No ha sido una decisión fácil, pero estoy orgullosa del proyecto y satisfecha de haber realizado el sueño de un hotel diferente, lleno de luz”, afirma Rosa Mª. “Durante este tiempo he intentado hacer un hotel que fuera mi casa y en el que mis clientes se encontraran con cariño, cómodos y bien acogidos.”

Nunca pensó que llegaría este momento: “A lo largo de los últimos años he recibido muchas ofertas que he desestimado y, a veces, ni siquiera he querido escuchar.” Sin embargo, la empresaria sí ha atendido esta última propuesta cuando la han venido a buscar por el reconocimiento internacional del hotel y ha tomado la decisión de cerrar un ciclo considerando que los valores y la manera de hacer de la nueva gestora son muy parecidos a los suyos. A partir de ahora, Rosa Mª seguirá ocupándose con la misma ilusión de sus restaurantes de siempre y nuevos proyectos.

El acuerdo de la cesión de la gestión del hotel entrará en vigor el próximo mes de agosto. “Este maravilloso ciclo acabará el 31 de julio. Entonces cederé el testigo de la gestión del hotel a una nueva empresa a la que le deseo muchos éxitos. El nombre del Hotel Omm se va conmigo. Y me llevo toda la energía para seguir con otros muchos proyectos.” El stablecimiento continuará operando bajo la marca Omm todavía unos meses.

Uno de los puntos clave de la negociación ha sido conservar la plantilla del hotel al completo. Esta condición expresa de la empresaria garantizará que se mantengan los altísimos estándares de calidad y servicio que han sido su seña desde siempre. Rosa Mª seguirá siendo propietaria del edificio. Complicidad con los hermanos Roca desde el principio Joan, Josep y Jordi han sido cómplices gastronómicos del proyecto Omm junto a Rosa Mª desde el principio.

Durante estos quince años nunca han dejado de estar estrechamente vinculados al Omm, a Rosa Mª y a todo su equipo.