JAMON

 

 

 

Con la llegada del buen tiempo, los cocidos y los platos calientes dejan paso a otros más frescos, ligeros y rápidos de preparar; a continuación, te dejamos las mejores recetas para verano que puedes hacer con un ingrediente tan rico como el jamón ibérico.

1. Ensalada de jamón ibérico al estilo italiano

 

La ensalada italiana se caracteriza por llevar fiambre, queso y hojas verdes, una idea perfecta para utilizar de entrante o para acompañar al plato principal. En esta ocasión, en lugar de incluir lonchas de carne asada hemos apostado por añadir jamón Legado ibérico, lo que da un toque más sabroso y fresco al plato. A continuación te mostramos los ingredientes que necesitas:

● 120 gr de jamón ibérico en lonchas.
● 100 gr de hojas verdes de ensalada.
● 100 gr de queso curado.
● Tomate rojo.
● Aceite de oliva virgen extra.
● Vinagre de Jerez.
● Sal y pimienta.

Para su elaboración, lo único que tienes que hacer es añadir los ingredientes en el plato y aliñarlos.

2. Salmorejo con tacos de jamón ibérico

Para poder realizar este plato necesitas: 1 kg de tomates maduros, una rebanada de pan duro, 2 huevos, 150 gr de tacos de jamón ibérico, aceite de oliva virgen, sal y un diente de ajo. Para su elaboración, lo primero que tienes que hacer es cocer los huevos durante 20 minutos y esperar a que se enfríen.

Por otro lado, tienes que pelar y trocear los tomates y añadirlos en el recipiente donde vas a preparar el salmorejo; después, tienes que agregar el pan despedazado, el aceite, el ajo troceado y la sal. Cuando ya estén todos los ingredientes añadidos tienes que batirlos hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos.

Cuando esto ocurra, debes meter el recipiente en el frigorífico para que se enfríe; para finalizar, debes trocear los huevos y el jamón Legado ibérico en trozos muy pequeños.

3. Sopa fría de melón con jamón

El melón con jamón es uno de los platos más tradicionales y ricos del verano; aún así, puedes sorprender a todos tus invitados e innovar realizando una sopa fría de melón con toque ibérico.

Para ello, lo único que tienes que hacer es partir el melón, quitar la piel y verter toda la pulpa en la batidora para, a continuación, triturarla junto a la nata y añadir una pizca de sal y pimienta negra.

Cuando ya esté todo perfectamente batido, lo tienes que guardar en el frigorífico hasta que vayas a servirlo. Justo en ese instante, puedes añadir jamón para conseguir un toque más crujiente; para ello, tienes que poner las lonchas del jamón ibérico entre dos servilletas de papel y meterlas al microondas 2 minutos a máxima potencia.

Para finalizar, solo tienes que agregar un chorro de aceite de oliva virgen extra y podrás disfrutar de una sopa de melón fría y sabrosa.

Cómo ves, puedes disfrutar de unos platos ricos con jamón ibérico en verano de forma rápida y sencilla; por eso, ¿a qué esperas para elaborarlos?