Imprimir
Visto: 4672

 

SOPA TOMATE CON BONITO

 

 

La sopa es una de las preparaciones culinarias más antiguas desde que el hombre pobló la tierra ya que los ingredientes que comenzaron a comer en torno al fuego no dejaban de ser, todo tipo de viandas desde la harina, los pescados y las carnes que, mezcladas con agua eran el alimento básico de las culturas mediterráneas y europeas.

La palabra sopa procede del germánico supp que era una rebanada de pan a trozos sobre la que tiraban un caldo sobre ella.

La sopa es una preparación a base de agua y otros ingredientes para darle sabor y sustancia. Una de las características de la sopa es que para tomarla se usa la cuchara. Si se le añaden carne, pescados o vegetales se considera caldo o sopa debida a su mayor consistencia. En cambio si esa misma sopa se clarifica se convierte en un consomé. Es un plato que suele consumirse en una comida como prmer plato. La receta de hoy es de Martín Berasategui.

Ingredientes:

1,5 kilos de tomate maduro
2 cebolletas
3 dientes de ajo
100 gramos de queso Idiazábal ahumado rallado
1 cucharada de concentrado de tomate
50 cc de aceite de oliva virgen
50 gramos de azúcar
1 cucharada de cebollino picado
Sal

Para el tártaro de bonito:

400 gramos de bonito
1 cucharadita de chalota
1 cucharadita de cebollino
2 cucharaditas de vinagre balsámico
2 cucharaditas de aceite de oliva virgen
1 cucharadita de perejil picado
Tostas de pan
Sal

Elaboración:

Pelar y cortar finamente la cebolla. Pelar, desgerminar y picar el ajo. Sudar la cebolleta en una cazuela con aceite de oliva a fuego bajo durante 5 minutos, sin que tomen coloración.
Lavar los tomates, quitarles el pedúnculo y trocearlos en 8 trozos. Adjuntar el tomate concentrado, el ajo y seguir sudando otros 3 minutos, agregar el tomate en trozos, el azúcar la sal y dejar cocer tapado a fuego medio durante 30 minutos. Triturar, añadir el queso Idiazábal ahumado y volver a triturar, rectificar la sal y reservar.

Para el tártaro de bonito:

Colocar el vinagre balsámico en un cazo llevarlo al fuego y reducirlo a la mitad, dejar enfriar y reservar. Picar el bonito finamente en dados de medio centímetro. Mezclar en un bol el bonito con el resto de los ingredientes. Colocar el tártaro sobre unas tostas finas de pan. Servir la sopa de tomate acompañada con las tostas.