cutty sark-4

Durante la Ley Seca surgieron en Estados Unidos numerosos speakeasies y bares clandestinos que burlaban las estrictas normas que impedían el consumo y venta de bebidas alcohólicas en todo el país. Nueva York fue una de las ciudades americanas donde más aumentó el consumo de alcohol, y donde surgieron la gran parte de los speakeasies de la época.

Whisky Cutty Sark, siguiendo esta idea de clandestinidad y prohibición, ha recreado en Barcelona uno de estos speakeasies, haciendo disfrutar a sus invitados de la mejor música en directo, la gastronomía y coctelería americana más auténtica, y numerosos elementos más que llevaron a los invitados a sentirse protagonistas de una noche del Nueva York de los locos años 20.

En una localización oculta de la ciudad, tras una funeraria de la época, los asistentes a Secret Club pudieron disfrutar desde su llegada de una experiencia inolvidable. Sam, un particular portero neoyorkino, se encargó de dar la bienvenida a los invitados además de pedir la contraseña secreta, enviada a los asistentes tan solo unas horas antes para no ser descubiertos y mantener el secretismo de la fiesta hasta el último momento. Tras superar todos los controles de acceso al speakeasy y pasar por una puerta camuflada en un féretro, los invitados a Secret Club pudieron disfrutar de la cultura americana más genuina de los años 20.

Tocados, pajaritas, notas de jazz y swing, cocteleros ataviados con batas de farmacéutico sirviendo cócteles en taza y bailarinas de cabaret acompañadas de la mejor música, han convertido durante tres días a la Ciudad Condal en la ciudad más clandestina de España.