Dom Perignon

 

 

Este mes de Octubre, Dom Pérignon abrirá las puertas, por primera vez en su historia, de una Pop Up Boutique instalada en la calle Serrano del centro de Madrid. Se podrá acceder a esta instalación efímera del 10 al 25 de Octubre, 16 días, metáfora que Dom Pérignon vincula a los años de elaboración de su Segunda Plenitud, elemento central al que la marca ha dedicado este ambicioso proyecto.

El lunes 10 de Octubre, Dom Pérignon celebrará la inauguración de esta expectante Boutique, en la que la marca acercará al centro de Madrid una distinguida experiencia que permitirá descubrir, degustar e incluso adquirir su nueva Edición Limitada Vintage Blanco y Rosado diseñada por el artista alemán Michael Reidel, botellas disponibles en el mercado español y por primera vez, materiales exclusivos de la Maison.

La Pop Up Boutique incluirá como protagonista la P2 Room, un espacio dedicado a su Segunda Plenitud, lanzamiento al cual la marca ha dedicado este proyecto. En este espacio y con una importante composición tecnológica, la marca recreará los atributos de su P2 entre proyecciones audiovisuales y enigmáticos sonidos. En él, cada noche se ofrecerán cenas para 12 comensales a reservar mediante WWW.DOMPERIGNONBLACKBOX.COM.

Las cenas que se ofrecerán en la P2 Room responderán a un exclusivo maridaje de la Segunda Plenitud con un menú creado por Pascal Tingaud, chef oficial de la Maison, quien estará presente en Madrid durante los primeros días de la Pop Up, inauguración incluida.
A quien también se podrá acceder durante el pistoletazo de salida de la Boutique será a Richard Geoffroy, chef de Caves de la Maison, desplazado a España para la ocasión.

Bajo el concepto Dom Pérignon Black Box, el proyecto albergará tanto la boutique como la P2 Room. A partir del 20 de Septiembre, a través de WWW.DOMPERIGNONBLACKBOX.COM, se podrán comprar estas cenas creadas por Tingaud para descubrir la máxima esencia de la Segunda Plenitud y catas de producto lideradas por un sommelier de la Maison.

Sobre Dom Pérignon

Dom Pérignon es considerado el mejor champagne del mundo, un vino excepcional que no se hace todos los años, sólo se elabora aquellos que son excepcionalmente buenos, de hecho en cada década se pueden encontrar sólo 4 ó 5 años en los que se declara una añada. En su composición se utiliza exclusivamente uva Grand Cru (100 puntos sobre 100 posibles), de hecho es la única marca de la región de la Champagne que tiene acceso a los 17 pagos considerados Grand Cru. Cada Dom Pérignon es un verdadero acto de creación, elaborado sólo con las mejores uvas. Este esmero en su elaboración ha llevado a que sea el champagne que mejor puntuación ha conseguido en la historia del champagne, tanto en blanco (DP Vintage 96), como en Rosé (DP Vintage 02). Las botellas de Dom Pérignon aparecen en el mercado con un mínimo de 7 años de envejecimiento, pero una pequeña cantidad de ellas siguen durmiendo hasta alcanzar los 16 años de maduración sobre lías, en lo que se conoce como su Segunda Plenitud, P2. El resultado es un champagne más intenso, vibrante y preciso, la energía en su máximo apogeo.