LISBOA JPG

 

Ir a hacer turismo a una ciudad y conocer sus monumentos, calles principales, museos o Iglesias es siempre enriquecedor, un gran plan, pero hay otras cosas que en un viaje no pueden faltar, por ejemplo, comprar los típicos souvenirs, para llevárselos a tus amigos y familiares o para ti, ya que ir de compras en Lisboa es toda una experiencia y te sorprenderá por sus productos tanto tradicionales, gastronómicos, como a nivel decorativo y de moda.

Y cuando uno habla de ir de compras en Lisboa igual no se está refiriendo únicamente a comprar ropa y toallas, que también, sino que hay muchísimos productos que comprar en la bellísima capital de Portugal, ahí va una pequeña lista:

1. Dicen que es todo un arte y que llevar a buen puerto la receta de los famosos pastelitos de Belem es una ardua tarea, debido a su receta patentada que parece ser que es casi secreto de estado. Así que, no pierdas la oportunidad de echarte a la maleta unos cuantos de la misma Belem, ya que encontrarlos luego tan ricos fuera de Portugal es muy complicado.

2. Y como pocas cosas hay en la vida tan placenteras como pasar del dulce al salado, no olvides llevarte unas latas de conservas, de diseño muy original, y cuyo producto satisfará los paladares más exquisitos, siempre que les guste el atún, las sardinas, la caballa…

3. Muchos son los turistas que no se van de Lisboa sin comprar azulejos, y es que la ciudad está llena de ellos, de hecho, tienen un museo específico y hay rutas organizadas con visitas, por ejemplo al barrio Alfama, donde podrás verlos por todas parte y también comprarlos. Con el paso de los años este material se ha convertido en una auténtica obra de arte apareciendo en ventanales, palacios o miradores.

4. No te vayas de Lisboa sin llevarte su famoso vinho verde que siempre podrás acompañar con un buen queso portugués y, por qué no, un disco de fados.

5. Seguro que has oído decir a tu abuela en algún momento: “si vas a Portugal tráete toallas” y es que las abuelas siempre tienen razón… De las cosas más típicas que puedes comprar allí son las mantelerías, toallas, colchas o sábanas, que destacan por la calidad del material empleado y, sobre todo, por sus elegantes y detallados bordados.

6. El Galo de Barcelos, es casi el símbolo nacional. Conoce su apasionada leyenda y llévate uno. Es el souvenir perfecto para meter en la maleta en el último momento y regalárselo a alguien o quedártelo de recuerdo.

7. Muchos forofos del fútbol no se irán sin llevarse una camiseta de Ronaldo, muchos, porque otros salen escopetados nada más verla.

8. Portugal es uno de los mayores productores de corcho y, de hecho, lo emplean para hacer marroquinería, por lo que, si te resulta atractivo, podrás llevarte una maleta, un bolso o un monedero de este material.

Y de compra en compra pasearás, por unas calles de gran encanto y con un aire melancólico que te dejarán huella ¡Feliz viaje!