PUENTE SEVILLA 1

 

Para muchos, el puente de la Constitución se presenta como una pausa perfecta en la que desconectar de la rutina antes de las vacaciones navideñas. Entre todos los destinos posibles, la capital andaluza destaca por su amplia oferta cultural, gastronómica y de ocio, consagrándose como una opción de lo más apetecible para disfrutar en familia, con amigos o en pareja.

Quienes se decanten por Sevilla podrán contagiarse del espíritu navideño que desprenden sus calles. Ataviada con sus características luces festivas, la ciudad acogerá además su tradicional Feria del Belén, ubicada en el corazón de la capital junto al Archivo de Indias y la Catedral, una parada obligatoria para aquellos que quieran personalizar el Belén con una de sus figuras artesanales. En estas fechas también arrancan los primeros mercadillos navideños como el habitual Mercado de Dulces Conventuales en el Palacio Gótico del Real Alcázar, donde 20 conventos ofrecen todo tipo de exquisiteces fruto de recetas ancestrales.

Como no podía ser de otra manera, Sevilla celebrará actos religiosos en honor a la Inmaculada Concepción durante estas fechas tan señaladas. Los principales templos como la Catedral, rendirán culto a este dogma con vigilias, procesiones y cánticos. Asimismo, la Plaza Nueva situada frente al Ayuntamiento volverá a concentrar la mejor literatura en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Sevilla, que se prolongará hasta el 8 de diciembre. Además, muchos de sus museos como el de las Bellas Artes y el de Artes y Costumbres Populares, abrirán sus puertas durante los días festivos, poniendo a disposición del público una oferta cultural y de ocio para toda la familia.PUENTE SEVILLA 2

Una visita a Sevilla no estaría completa sin recorrer su patrimonio monumental y sus pintorescos barrios como Triana o La Macarena, y para no perder detalle de lo que se cuece en sus calles, conviene apostar por un alojamiento céntrico que no renuncie a las mejores comodidades. Los hoteles América y Derby Sevilla situados en la céntrica Plaza del Duque de la Victoria, se convierten en un práctico punto de partida desde el que lanzarse a conocer los encantos de esta mágica urbe. Un paseo de apenas diez minutos por el casco histórico de la ciudad hispalense nos transporta hasta el tridente formado por la Catedral de Sevilla con su majestuosa Giralda, los Reales Alcázares de influencia islámica, mudéjar y gótica y el Archivo de Indias, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.

Desde aquí se abren las puertas a otros puntos clave como el Parque de María Luisa, pulmón verde de la ciudad que alberga la señorial Plaza de España, inaugurada en 1929 con motivo de la Exposición Iberoamericana. Y a escasos minutos, siguiendo el cauce del Guadalquivir, yacen otras perlas como la Torre del Oro, el puente de Triana o la plaza de toros de La Maestranza.