Un noble nos presenta el brandy más noble

Don Fernando Martínez de Irujo, marqués de San Vicente del Barco como vice-presidente de la Fundación Teresa Rivero  nos ha presentado el Brandy más caro del mundo, un Brandy Solera Gran Reserva Conde de Garvey, un noble nos presenta el Brandy más noble. El Grupo Garvey ha estado presente en la recién clausurada edición de la Feria de Alimentaria, que se ha desarrollado en Barcelona. Esta entidad está considerada como una de las más importantes compañías en el sector del vino, brandy y espirituosos,  tanto a nivel nacional como en los más de 70 países en los que se pueden encontrar sus productos.

 

 

El Grupo Garvey ha estado presente en la recién clausurada edición de la Feria de Alimentaria, que se ha desarrollado en Barcelona. Esta entidad está considerada como una de las más importantes compañías en el sector del vino, brandy y espirituosos,  tanto a nivel nacional como en los más de 70 países en los que se pueden encontrar sus productos.

Don Fernando Martínez de Irujo, marqués de San Vicente del Barco como vice-presidente de la Fundación Teresa Rivero  nos ha presentado el Brandy más caro del mundo, un Brandy Solera Gran Reserva Conde de Garvey, un noble nos presenta el Brandy más noble.

Este Brandy tiene una larga historia a sus espaldas. En sus inicios, el fundador de la bodega Garvey, William Garvey Power, lo degustaba tan solo a nivel familiar. Fue pasando de generación en generación y cuando José Ruiz-Mateos supo de su existencia decidió comercializarlo por primera vez.  Procede de cinco botas que se han mantenido en la sacristía de la antigua casa Garvey desde tiempos inmemoriales. Por tanto, se trata de un aguardiente de más de 200 años, que no ha sido refrescado con otros más nuevos desde hace al menos 60 años y sólo se sacarán al mercado tres mil  botellas.

Este Brandy viene expuesto en cofre de madera hecho a mano con serigrafías en oro, con un candado exclusivo. La botella es de Cristal de Bohemia soplada de forma tradicional, con cuello de plata de ley de 925 y tapón de cristal. El tapón es de madera de Roble y corcho de primera calidad. Todas las botellas están numeradas a mano. Este espectacular Brandy Solera Gran Reserva tiene una complejidad  que solo los años pueden dar. El tiempo le ha otorgado un especial color caoba oscuro y luminoso, procedente de las viejas duelas de roble de la América colonial. Con un aroma fino y distinguido con notas de especias, cuero, tabaco, vainilla y cacao, perfectamente integradas y armonizadas. Suave al gusto y persistente, encuentra el difícil equilibrio entre el dulzor y la fuerza alcohólica en el paso de la boca, con un poderoso y persistente retrogusto.

Se puede encontrar un ejemplar de alguna botella, cuyo precio es de 500 euros en los restaurantes y hoteles más prestigiosos del mundo.

Texto y foto: Alicia Miralpeix.

Últimos Articulos